¡Empieza la operación bikini en primavera!

dieta_ejercicio_primavera¡Ya ha llegado la primavera! El verano está a la vuelta de la esquina y cuidarse debe empezar a ser una prioridad si queremos llegar a la estación más calurosa del año en plena forma.

Si no quieres que se te eche el tiempo encima, además de cambiar de hora los relojes y renovar la ropa del armario, esta primavera debes incluir entre tus obligaciones revisar tus hábitos y tu alimentación y modificarlos si es necesario.

¿No sabes por dónde empezar? Aunque probablemente a continuación no te vayamos a contar nada nuevo, cumplir los siguientes puntos será la mejor base de la que podemos partir si queremos mejorar nuestra forma física y seguir un estilo de vida saludable:

 

    • Practica deporte: el buen tiempo empieza a hacerse patente en esta época del año y los días son cada vez más largos. Por ello, si no eres muy fan del gimnasio o nunca encuentras el momento de hacer ejercicio en casa, debes aprovechar la llegada del buen tiempo para incluir actividades físicas al aire libre en tu rutina diaria.

      Caminar, hacer senderismo, correr, andar en bicicleta… Existen multitud actividades con diferentes grados de intensidad que podrás elegir según tu forma física y que te ayudarán a mantenerte en forma mientras respiras aire fresco.

 

    • Incluye alimentos de temporada en tus platos: nuestra dieta no puede ser igual todo el año, es necesario adaptarla a cada temporada para aprovechar al máximo el potencial de los alimentos y escapar de la monotonía en la cocina.

      Entre los alimentos estrella de la primavera podemos mencionar la alcachofa (muy recomendable por su efecto diurético), el apio (que además de actuar como depurador es rico en fibra) o frutas como las fresas (con gran cantidad de vitamina C), los nísperos (ricos en potasio y vitamina A) y las cerezas (con gran poder antioxidante).

 

    • No te saltes comidas: la llegada del buen tiempo puede ser sinónimo de pasar más horas fuera de casa y descuidar el horario de las comidas. Recuerda que el número de comidas recomendadas por los nutricionistas son cinco: desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena.

      Hacer cinco comidas al día nos ayudará a comer mayor variedad de alimentos y a evitar los atracones innecesarios fruto de la ansiedad, lo que además facilitará el proceso de digestión.

      Por si estos argumentos no te convencen lo suficiente, desde saber que cuando pasamos hambre nuestro cuerpo interpreta que hay una falta de alimento y que es necesario acumular reservas, lo que se traduce en un hábito de acumulación de grasas en nuestro organismo.

 

  • Huye de las dietas milagro: no se puede alcanzar un objetivo sin sacrificio. Recuerda que las dietas milagro tienen un efecto rebote y en la mayoría de las ocasiones son perjudiciales para nuestra salud.

    Si te has fijado una meta ambiciosa y quieres perder bastantes kilos antes del verano, lo mejor es que te pongas en contacto con un especialista que te muestre cuál es el camino a seguir, un coaching nutricional que no solo te prepare un plan personalizado adaptado a tus características y necesidades, sino que además te acompañe durante el recorrido hacia tus objetivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>