Olvida el quirófano y mejora el aspecto de tu nariz con la rinomodelación

rinomodelacionLa nariz es una de las partes del rostro que más personalidad nos otorga y, tal vez por ello, también es una de las facciones que más complejo suele crear a aquellas personas que opinan que su forma no es la correcta.

Si no te gusta tu nariz, pero te da miedo pasar por el quirófano, debes saber que existe un tratamiento que nos permite modificar su aspecto sin necesidad de cirugía. Su nombre es rinomodelación.

 

¿Qué es la rinomodelación?

La rinomodelación es una técnica que permite modificar la forma de la nariz sin necesidad de someterse a una operación quirúrgica y evitando por tanto los riesgos asociados a este tipo de procedimientos, así como el postoperatorio propio de la rinoplastia.

Para su realización, un médico especialista inyectará un material biocompatible en puntos estratégicos de la nariz y lo irá moldeando para mejorar el aspecto de esta facción. De esta forma se puede remodelar la punta de a nariz, suavizar el perfil, mejorar el aspecto del caballete, corregir pequeños desniveles o rellenar dorsos demasiado profundos.

El resultado obtenido es muy natural, pues el paciente seguirá conservando su imagen sin grandes cambios, pero logrando un rostro más armónico y estético. Además, al ser materiales biocompatibles, puede afirmarse que este tratamiento está prácticamente exento de riesgos y es muy seguro.

 

¿Cuántas sesiones debo realizar?

La rinomodelación se realizará en una o varias sesiones de unos 30 minutos, aunque el tiempo variará según las características de cada persona y las modificaciones a realizar en cada uno de los casos. De cualquier modo, esta técnica siempre se realiza con anestesia local, por lo que el paciente no tendrá ningún dolor durante el proceso.

Los resultados del tratamiento serán inmediatos y se podrá retomar la rutina habitual nada más salir de la consulta. Únicamente se deberán seguir una serie de recomendaciones tales como dormir durante unos días boca arriba o aplicar hielo durante las horas inmediatamente posteriores al tratamiento.

 

Recurre a un especialista

Para conseguir unos resultados satisfactorios, es necesario que la rinoplastia sea realizada por un médico especialista que conozca la técnica y cuente con los materiales apropiados.

Cada caso debe ser evaluado de forma individual buscando la mejor solución para las necesidades de cada paciente y evaluando su situación para determinar si este tratamiento es el más apropiado.

 

¿Te gustaría tener más información ¡Llámanos!

 

Escleroterapia: Di adiós a las varices y arañas vasculares sin pasar por el quirófano

escleroterapia_tratamiento_varicesLa aparición de arañas vasculares o pequeñas varices en la piel es un problema muy común, que se estima que afecta a entre un 30 % y un 60% de la población. Estas pequeñas venas varicosas se dan como más frecuencia en la cara o en las piernas y, además de resultar antiestéticas, en el caso de las piernas pueden provocar dolores u otras molestias como quemazón, hinchazón y calambres.

El motivo más habitual de su aparición es la genética, aunque existen otros factores que pueden influir como las variaciones de los valores hormonales, la falta de actividad física, el envejecimiento, el uso de ropa apretada o la exposición al sol, entre otros.

Por suerte, en el caso de las arañas vasculares y las varices pequeñas y superficiales, existen tratamientos que nos permiten combatirlas tanto a nivel estético, como sus síntomas, sin tener que pasar por quirófano. Uno de los más efectivos es la escleroterapia con microespuma.

Hablamos de una técnica mínimamente invasiva capaz de igualar a los procedimientos quirúrgicos convencionales en eficacia, durabilidad y seguridad. Se realiza inyectando, con una aguja muy pequeña, un producto esclerosante en la vena que provocará un endurecimiento de la misma y su posterior desaparición.

Para mejorar la visibilidad de las venas, en los casos más complejos, podemos recurrir a la escleroterapia por transiluminación, que sigue el mismo procedimiento, pero aplica una luz led sobre la piel para mejorar la visualización de las varices.

En cualquier caso, se trata de una técnica indolora, que puede provocar unas molestias mínimas y para la que no es necesario emplear ningún tipo de anestesia. La recuperación del paciente es inmediata, siendo habitual la realización de varias sesiones choque, separadas entre sí unas 3 semanas, y controles anuales para valorar la evolución.

Además, este tratamiento se puede combinar con otras técnicas como la miniflebectomia o fotoesclerosis (láser), para conseguir mejores resultados según las necesidades de cada paciente.

¿Te gustaría saber más? ¡Contáctanos sin compromiso!

Cuida tus manos durante el invierno

Aunque cuidar nuestras manos es necesario durante todo el año, podemos afirmar que es durante los meses más fríos cuando más atenciones especiales precisan, pues deben enfrentarse a numerosos factores externos dañinos para la piel.

El resultado, unas manos de aspecto áspero y agrietado. ¿Te suena?

cuidado_manos_inviernoHablamos de una de las partes más expuestas del cuerpo y por ello podemos afirmar que es una de las zonas que sufre con mayor intensidad el efecto de agentes ambientales que pueden provocar sequedad, como el viento o las calefacciones. Además, las bajas temperaturas pueden alterar la película protectora de nuestra piel, contribuyendo a irritar o enrojecer nuestras extremidades.

En algunas ocasiones, estos daños pueden dar paso incluso a pequeñas heridas, comúnmente conocidas como sabañones, que si bien en revisten mayor gravedad, son muy dolorosos y molestos.

Para evitar llegar a estos extremos basta con cuidar a diario nuestras manos y tener ciertas precauciones. ¡A continuación veremos algunos consejos para que nuestras manos sigan luciendo perfectas durante el invierno!

 

  • Hidrata las manos: el aspecto agrietado de nuestras manos durante el invierno se debe a la sequedad de las mismas, por ello si quieres que recuperen una textura suave debes empezar por hidratarlas con frecuencia. Procura tener a mano una crema de manos y empléala siempre que lo estimes necesario.

 

  • Mantenlas protegidas:  la mejor forma cuidar nuestras manos, es mantenerlas alejadas de todos aquellos agentes que las dañan. Para conseguirlo, no olvides coger tus guantes cuando salgas a la calle, pues son el mejor instrumento para mantenerlas calientes y protegidas del viento.

 

  • No guardes el protector solar: aunque tenemos asociadas las cremas de protección solar al verano, lo cierto es que es necesario emplearlas durante todo el año. El sol del invierno tiene un efecto igualmente dañino y favorece el envejecimiento prematuro de la piel, dando lugar a manchas y contribuyendo a secar aún más nuestras extremidades.

 

  • Lava tus manos con agua templada y jabón neutro: lavar las manos a menudo para combatir las bacterias y los virus es importante, pero si no se hace correctamente también puede contribuir a dañar nuestra piel. Para realizar esta acción sin perjudicar a nuestras manos, debemos emplear agua templada y jabón neutro y, al finalizar, secarlas correctamente para que no queden restos de humedad.

 

  • Fortalece tus uñas: el cuidado de las manos debe ir de la mano del cuidado de las uñas. En el invierno, es común que estas sufran y se quiebren con facilidad, por lo que es recomendable aplicar tratamientos fortalecedores que nos ayuden a repararlas.

¡Aplicando estos consejos, podrás disfrutar del invierno sin que tus manos se resientan!

Una piel limpia, una piel sana

cuidado_piel_rostroFrecuentemente empleamos este blog para hablar de tratamientos de estética que pueden ayudarnos a mejorar la apariencia de la piel, devolviéndole un aspecto más joven y saludable. Sin embargo, en esta ocasión vamos a hablar del cuidado de la piel del rostro que todos y cada uno de nosotros deberíamos llevar a cabo día en día nuestra casa.

En concreto, vamos a centrarnos en hablar de la limpieza de la piel, que es el primer paso para conseguir una piel sana. Y es que no importa cuántos tratamientos apliquemos, ni cuánto dinero nos gastemos en cremas, si no realizamos una correcta limpieza facial no obtendremos ningún resultado satisfactorio porque las capas más internas de la piel no podrán absorber los productos aplicados.

Recuerda que la contaminación, las impurezas del aire, el maquillaje o la propia grasa generada por nuestra piel pueden obstruir los poros impidiendo que la piel respire. También otros factores como el cambio de clima, una mala alimentación o el estrés pueden contribuir a secar nuestra piel o a hacer que esta luzca más grasa de lo habitual.

Por ello, dedicar unos minutos cada día a la limpieza de la piel debe convertirse en un hábito. Para bien ser, debemos realizarnos una limpieza por la mañana, con la que eliminaremos el exceso de grasa secretada mientras dormimos, y otra por la noche, para eliminar el maquillaje y las impurezas acumuladas a lo largo del día.

Si realizamos este sencillo proceso podemos conseguir una piel más luminosa, más uniforme y con mejor textura. Además, contribuiremos a mejorar los niveles de grasa e hidratación.

Una buena limpieza facial debe conseguir descongestionarla y eliminar los puntos negros que impiden a nuestros poros respirar correctamente. Pero, ¿cómo debemos realizarla?

¡Sigue los siguientes pasos!

1. Desmaquilla la piel empleando leche desmaquillante o agua micelar. Recuerda que debes emplear productos especiales para las zonas más sensibles, como los ojos o los labios.

2. Limpia la piel con jabón o con un producto limpiador, a poder ser con efecto exfoliante para eliminar las células muertas que se acumulan en nuestra piel. Podemos completar la limpieza con un tónico que nos ayude a cerrar el poro y eliminar las impurezas que han resistido el efecto del producto limpiador.

3. Hidrata la piel, emplea para ello una crema o mascarilla adecuada a tus características.

No olvides que mantener nuestro cuerpo hidratado, realizar una dieta equilibrada y evitar hábitos nocivos como el tabaco también contribuirá a mejorar el aspecto de nuestra piel.

Thermage: el mejor tratamiento para rejuvenecer la piel sin pasar por quirófano

Uno de los motivos por los que nuestra piel pierde su aspecto joven de manera irremediable con el paso del tiempo, es que la producción de colágeno disminuye paulatinamente a medida que pasan los años. Por este motivo, comienzan a aparecer signos de flacidez en la piel y se empiezan a hacer patentes líneas de expresión y arrugas.

Aunque hablamos de un proceso que ocurre de forma natural e irremediable en todos los seres humanos, no tenemos por qué resignarnos a perder nuestro mejor aspecto. Por suerte, la medicina estética cuenta con medios para combatir los efectos del envejecimiento en la piel y fomentar la creación de colágeno de forma natural.

En concreto, en este post vamos a centrarnos en explicar cómo es posible lograrlo con un tratamiento no invasivo, mediante el cual podemos conseguir el efecto de un estiramiento facial sin necesidad de pasar por quirófano, sin hacer incisiones y sin emplear agujas. Hablamos de Thermage.

rejuvencimiento_rostro_thermage-(1)

¿Qué es Thermage?

Es una novedosa técnica que permite tensar y reafirmar la piel, mejorando su contorno, su textura y su tono de forma natural, sin resultados artificiales. Por todo ello se trata del tratamiento más empleado en EEUU para luchar contra la flacidez.

Está recomendado para todas las edades y tipos de piel y se puede aplicar en diferentes partes del cuerpo, aunque las más habituales son cara, cuello y óvalo facial.

 

¿Cómo funciona Thermage?

Se trata de una tecnología patentada de radiofrecuencia capacitativa que calienta las fibras de colágeno de las capas internas de la piel.

Se aplica mediante un tip que provoca en el paciente una breve y profunda sensación de calor mientras la energía de la radiofrecuencia llega a la red de colágeno, consiguiendo reactivar su formación, reactivando también la formación de elastina y compactando los tejidos.

Mientras en las capas inferiores se estimula la creación de colágeno, las capas superficiales se mantienen intactas a través de un sistema de frío con nitrógeno, lo que permitirá al paciente retomar su vida normal de inmediato al terminar el tratamiento.

 

¿Cuántas sesiones debo realizar para obtener resultados visibles?

Solo es necesario realizar una sesión al año, de aproximadamente una hora de duración, para obtener resultados. Estos son visibles desde el primer momento y mejoran con el tiempo durante los primeros meses.

Es totalmente indoloro, por lo que no precisa anestesia, y no requiere ningún tipo de preparación previa, ni ningún cuidado especial a posteriori.

 

Thermage en párpados

Cabe destacar que existe un Thermage específico para tratar la zona de los párpados, siendo el único tratamiento que hoy por hoy permite tratar la flacidez de esta zona sin necesidad de cirugía. Para lograrlo, produce una contracción de la piel mejorando la flacidez de la piel sobrante.

Este tratamiento, igualmente indoloro, suele tener una duración de una hora y tampoco requiere ningún tipo de anestesia.

 

Como ves, Thermage es un tratamiento seguro, que permite al paciente retomar su rutina diaria de inmediato y de resultados contrastados. ¿Te gustaría tener más información? ¡Consúltanos!

Consejos para el cuidado del pelo en otoño

reparacion_pelo_sano_otono

¡Se acerca el final del verano! El otoño y la rutina ya están llamando a la puerta y vienen acompañados de numerosos cambios para nuestro cuerpo. Uno de los más notorios es la caída del cabello, que puede aumentar notablemente durante esta estación.

¿Lo has notado otros años? No te preocupes, se trata de un proceso natural que responde al ciclo de vida de nuestro pelo, coincidiendo la fase de caída con los primeros meses del otoño.

Además, existen otros factores que pueden contribuir a incrementar la caída del pelo durante estos meses como los cambios hormonales que experimenta nuestro organismo, el cambio en las horas de luz, el estrés de la vuelta a la rutina o la menor presencia de frutas y verduras en nuestra dieta.

Por último, cabe destacar que en muchos casos este proceso se ve agravado por la falta cuidados durante el verano, cuando nuestro pelo se me sometido a condiciones extremas. La exposición al sol, el cloro, la sal marina… son múltiples los factores que pueden contribuir a que nuestro cabello luzca seco y frágil en la entrada del otoño.

Para compensar este cúmulo de factores y conseguir que nuestro pelo recupere su mejor aspecto lo antes posible, te recomendamos que dediques un tiempo a su cuidado y sigas los siguientes consejos:

  • Corta un poco el pelo: cortar las puntas dañadas nos ayudará a sanear el cabello, mejorando su aspecto y contribuyendo a reducir su caída.

  • Emplea los productos adecuados a la hora de lavar tu pelo: utiliza cremas suavizantes y champús específicos para tu tipo de cabello. También es conveniente que al menos una vez a la semana te apliques una mascarilla hidratante.

  • Masajea el cuero cabelludo: mejorarás la circulación sanguínea, lo que ayudará a los folículos a oxigenar e incrementará el aporte nutricional del bulbo capilar.

  • No apliques más calor del necesario: trata de evitar el uso de aparatos de calor como los secadores o las planchas de pelo y si vas a hacerlo aplica antes protectores térmicos. También es recomendable que emplees agua tibia a la hora de lavar la cabeza.

  • Lleva a cabo una dieta equilibrada que aporte al pelo los nutrientes necesarios para lucir sano: incluye en tus platos alimentos ricos en proteínas, en vitaminas A, B y E y minerales. En caso de ser necesario, puedes recurrir a suplementos nutricionales específicos.

¡Sigue estos consejos y luce tu mejor pelo este otoño!

¿Cómo puedo mejorar el aspecto de mis manos?

rejuvencimiento_manos

Las manos son uno de los indicadores más precisos de la edad de una persona, pero por desgracia también se trata de una de las partes del cuerpo más expuestas y por tanto de una de las zonas que antes comienza a mostrar signos de envejecimiento.

Existen multitud de factores externos que pueden contribuir al envejecimiento prematuro de estas extremidades, tales como los productos químicos, los cambios de temperatura o la exposición solar. Además, el paso del tiempo hace que la producción de colágeno disminuya y nuestra piel se muestre menos firme y comiencen a aparecer las arrugas.

Por ello, cada mes es más común encontrar a pacientes que se interesan en tratamientos que capaces de devolver la tonicidad, hidratación y elasticidad a la piel de las manos y que nos ayuden a eliminar otros síntomas de envejecimiento, como las arrugas y las manchas solares.

Lo cierto es que existen diferentes tratamientos que nos permiten devolver un aspecto más joven y sano a nuestras manos. Cada tratamiento debe ser empleado según las características del paciente, seleccionado siempre aquel (o la combinación de aquellos) que mejor se ajuste a sus necesidades.

Algunos de los tratamientos que mejores resultados ofrecen son:

 

  • Bioestimulación: este tratamiento activa las células encargadas de sintetizar el colágeno y la elastina. De esta forma se consigue aumentar el grosor de la piel, que recupera su firmeza y elasticidad.

 

  • Láser: mejora la calidad de la piel, dándole más luminosidad, mejorando su textura y disminuyendo las arrugas y la flacidez con un efecto lifting. Además, es especialmente efectivo en la eliminación de manchas solares.

 

  • Inyección de materiales de relleno: mediante estas inyecciones conseguimos que la piel gane volumen. De esta forma las pequeñas venitas que anteriormente se podían ver a través de la piel pasan a ser ahora invisibles y las arrugas y líneas finas desaparecen, dejando en su lugar unas manos más firmes e hidratadas.

 

  • Peelings: se aplican diversos ácidos que exfolian la piel y eliminan las manchas y arrugas, mejorando además la luminosidad y textura de la misma.

 

La mayor ventaja de estos tratamientos es que no son invasivos, es decir que para realizarlos basta con aplicar anestésico local y el paciente podrá retomar su vida de inmediato.

 ¿Quieres saber más? ¡Consúltanos!

 

5 consejos para mantener la línea en verano

mantener_linea_verano

Mantener la línea en verano no es una tarea sencilla: las comidas fuera de casa, la falta de horarios, los cócteles, los helados, la falta de tiempo para realizar ejercicio físico… ¿Te suena familiar? Es muy comprensible, el verano es una época para descansar y disfrutar y son muchas las tentaciones que hacen que el cuidado del cuerpo pase a un segundo plano.

Sin embargo, existen una serie de consejos que podemos tener presentes en nuestro día a día y que nos ayudarán a afrontar el otoño sin remordimientos y sin tener que recurrir a dietas extremas. ¡Toma nota!

 

  • Hidrata tu cuerpo: nada mejor que el agua para combatir el calor. Durante el verano tu cuerpo y tu piel pierden más agua que el resto del año, por lo que una buena hidratación es imprescindible para conservar nuestro mejor aspecto.

 

  • No abuses de los cócteles: son una bebida muy apetecible durante el verano, pero recuerda que, además de los problemas de salud asociados al alcohol, este tipo de bebidas contienen un nivel muy alto de azúcar, por lo que también tienen un impacto negativo sobre nuestra figura.

 

  • Come ligero: si tu propósito es mantener la línea, trata de comer sano y ligero siempre que sea posible. La comida cocinada a la plancha, las frutas y las verduras deben ser los platos estrella de nuestros menús en verano. ¿Qué mejor que una ensalada y un poco de fruta fresca para reponer fuerzas?

 

  • No te saltes comidas: hacer las cinco comidas recomendadas por los nutricionistas no solo te aportará la energía que necesitas para afrontar el día, también te ayudará a racionar las cantidades y evitar los atracones.

 

  • Realiza ejercicio: ¡no dejes que el calor pueda con tus ganas de hacer ejercicio! Incorpora a tu rutina deportes de agua o sal a realizar deporte al aire libre; eso sí, en este último caso procura hacerlo a primera o a última hora del día, cuando las temperaturas son más bajas. También puedes sustituir el ejercicio de alta intensidad por caminatas y paseos ligeros que te ayuden a mantener el cuerpo activo.

 

¡Si sigues estos consejos será mucho más sencillo enfrentarse a la báscula cuando termine el verano! Esto no quiere decir que no puedas darte algún capricho de vez en cuando… simplemente trata de no cometer excesos e intenta adoptar hábitos saludables durante todo el año. ¡Tu salud te lo agradecerá!

Liposucción: dudas frecuentes

liposuccion

Eliminar la grasa acumulada en un lugar determinado del cuerpo para dar un aspecto más armónico a la figura no es tarea sencilla. En muchas ocasiones es suficiente con adoptar hábitos saludables que permitan perder peso de manera natural, sin embargo, muchas otras veces estas acumulaciones de grasa responden a causas hormonales y hereditarias contra las que es muy difícil luchar.

En estos casos, la medicina estética puede ser de gran ayuda, pues como ya sabrás, existen varios tratamientos que tienen como objetivo la eliminación de la grasa acumulada. Entre ellos, destaca la liposucción, una de las intervenciones estéticas más conocidas y una de las más demandadas por los pacientes.

 

¿Qué es la liposucción?

Se trata de un procedimiento quirúrgico que permite eliminar la grasa sobrante que no se ha podido eliminar a través de métodos naturales.

 

¿En qué partes del cuerpo se realiza?

Suele llevarse a cabo en el abdomen, en las caderas y en los muslos, aunque también puede realizarse en otras zonas como la papada, los brazos, las rodillas o los tobillos.

 

¿Cómo se realiza?

Tras administrar anestesia al paciente y realizar marcas sobre la piel que sirvan de guía durante el procedimiento, el cirujano realiza pequeñas incisiones en los depósitos grasos situados bajo la piel para insertar pequeños tubos (cánulas) en la zona a tratar.

En un primer momento esta cánula sirve como guía para introducir una solución líquida de diferentes medicamentos que disolverán la grasa convirtiéndola en un líquido viscoso. Después este líquido con la grasa sobrante, será retirado del cuerpo mediante un proceso de succión a través de la cánula, que estará conectada a una máquina de aspiración.

Todo ello sin que el paciente experimente dolor y controlando el contorno durante el proceso de aspiración para conseguir un resultado satisfactorio.

Finalmente, las incisiones de suturarán con unos puntos finos que serán retirados a los 5 o 7 días.

 

Duración de la intervención y postoperatorio

La duración dependerá de la zona a tratar y el tipo de intervención, aunque el tiempo habitual oscila entre 1 y 3 horas. Para realizarla, se aplicará al paciente anestesia troncular o general.

Aunque la recuperación tras este tipo de intervención suele ser rápida, se desaconsejan las actividades deportivas durante el primer mes tras la cirugía. Además, para obtener unos resultados óptimos, el paciente deberá emplear una faja durante este primer mes y realizar masajes de drenaje linfático.

 

Resultados

Los resultados son visibles desde el primer día y serán permanentes si se mantiene una dieta adecuada y se adoptan hábitos saludables.

 

Acude a un especialista certificado

Si estás pensando en someterte a esta intervención no olvides ponerte en manos de profesionales cualificados, que valoren tu situación, determinen si existen contraindicaciones y realicen la operación de forma segura.

¿Quieres tener más información sobre este tratamiento? ¡En la Clínica Dr. Carvajal estaremos encantados de proporcionártela!

 

………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………..

7 tips para lucir un pelo sano en verano

cuidar_pelo_verano

El pelo es una de las partes de nuestro cuerpo que más sufre los efectos negativos del verano. Los rayos solares, el cloro de las piscinas o la sal del agua marina son algunos de los agentes que pueden hacer que el pelo se reseque, pierda su brillo y adquiera un aspecto áspero durante la estación más calurosa del año.

Por suerte no se trata de un mal inevitable, si tomas las medidas necesarias puedes conseguir que tu pelo conserve su mejor aspecto y luzca sano y fuerte. Solo tendrás que prestarle un poco de atención y poner en práctica los siguientes tips. ¡Merecerá la pena!

 

  • Sanea el pelo antes de comenzar el verano: cortar un par de centímetros al comenzar el verano nos librará de las puntas abiertas y nos ayudará a fortalecer nuestro cabello, sea cual sea su longitud. De esta forma estará mucho más preparado para afrontar los retos del verano.

 

  • No descuides la hidratación: entre un 10 y un 15% de la composición de nuestro pelo es agua. Para compensar la pérdida de hidratación que se produce en verano debido a la evaporación, emplea champús y acondicionadores que aporten hidratación extra al pelo. Las mascarillas hidratantes o los tratamientos de peluquería también te ayudarán a evitar que el pelo se reseque y pierda su brillo.

 

  • Cuida tu dieta: añadir a tus platos alimentos que contengan vitamina C, como las fresas, los cítricos, el kiwi, los pimientos, el brócoli, los tomates, las zanahorias, los frutos secos… te ayudará a fortalecer el cabello.

 

  • Evita la exposición solar: la forma más eficaz de evitar los daños del sol en el pelo, es evitar su exposición al mismo. Añade a tu look complementos que te ayuden a proteger el cabello de los rayos ultravioleta, como un sombrero o una gorra y recógelo cuando estés en la playa o en la piscina.

 

  • Emplea un protector capilar: al igual que aplicamos cremas protectoras a nuestra piel para evitar quemaduras, debemos emplear un protector capilar que nos ayude a proteger nuestro pelo de los efectos nocivos del sol. No olvides hacerte con uno si vas a pasar tiempo al aire libre.

 

  • Aclara el pelo con agua dulce y fría: procura aclarar el pelo con agua dulce después de cada baño para eliminar el cloro o la sal y escúrrelo bien. Una vez en casa emplea agua fría para ducharte, si no durante toda la ducha, al menos en el último aclarado; así además de mejorar la circulación del cuero cabelludo, contrarrestarás los efectos del calor y conseguirás un brillo mayor.

 

  • Evita el uso de secadores: aprovecha el calor del verano para secar el pelo de manera natural y evita el uso de secadores, planchas, etc., pues el calor de estos contribuirá a deshidratar el cabello e incrementará los daños en el mismo.

 

Como ves, se trata de pequeños consejos fáciles de llevar a la práctica, ¡disfruta del verano sin renunciar a un pelo sano!